Hidratación Codinucova


El CODiNuCoVa ha advertido del elevado riesgo de deshidratación en estas fechas que puede provocar convulsiones, incremento de las pulsaciones, fiebre y un bajón de la presión arterial en algunas poblaciones de riesgo: niños, embarazadas y mujeres que dan el pecho son más proclives a padecer de deshidratación en verano y por ello los nutricionistas recomiendan beber 1,6 litros de agua al día a los menores, 2,3 litros de agua al día para las futuras mamás y casi tres litros si se da el pecho.

Además, existen determinados alimentos y bebidas que ayudan a hidratarse y que, en total, pueden llegar a aportar entre el 20% y el 30% de la cantidad de agua de nuestro organismo. “El ejemplo paradigmático son las frutas y verduras, pero también tenemos la leche, las bebidas vegetales, la horchata, los zumos de fruta natural, el gazpacho o las sopas y caldos fríos como otras fuentes de hidratación. En contraposición estarían las bebidas alcohólicas, carbonatadas y azucaradas y las salazones, alimentos que ya han sufrido un proceso de deshidratación”, comenta Yésica Ruiz. Desde el Colegio también aconsejan beber sin esperar a tener sed para hidratarse y, a la hora de realizar una práctica deportiva, advierten de la necesidad de incrementar la ingesta de líquidos y esperar hasta que pasen las horas de máximo calor.

Si quieres leer la noticia completa, pulsa aquí.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política de cookies